El Instituto Pedagógico Anglo Español tiene como objetivo formar personas  en  la autonomía y libertad responsable, que tengan la capacidad de optar por los valores  humanos y cristianos que los integren personalmente y los realicen como agentes de transformación social.

Trabajamos todos los días en ello.

Misión

Vivir y anunciar la encarnación del Verbo, a través de una Educación Integral liberadora, que favorezca en cada persona la realización de su proyecto de vida en y con la comunidad, para que sea agente de transformación social en su momento histórico.

En constante crecimiento académico.

Visión

Nos proponemos ser una Escuela:

En la que todo proyecto educativo, esté centrado en el Verbo Encarnado y todas nuestras acciones promueven que Él sea el centro de nuestras vidas.

En la cual todos los miembros están identificados con nuestra misión de tal manera que la proyecta en sus acciones y actitudes que se integran adecuadamente a los diferentes métodos pedagógicos y tecnológicos para que los alumnos realmente aprendan a aprender, sean los promotores de su desarrollo y puedan obtener los mejores resultados en su formación profesional.

Que brinde a los alumnos las herramientas necesarias para que sean agentes de transformación social como estudiantes universitarios y el medio en que se desempeñen.

En la que los padres de familia sean conscientes de su responsabilidad y asuman la formación de sus hijas e hijos como prioridad.

Valores Institucionales

La comunidad educativa se esfuerza por hacer vida los siguientes  valores:

** Vida

** Libertad

** Paz

** Responsabilidad

** Autonomía

** Compañerismo

** Justicia

** Amor

** Fidelidad

** Lealtad

** Respeto

** Servicio

Nuestros Símbolos

Escudo

Se consideran simbólicos los colores blanco, azul, y rojo, el escudo congregacional y el escudo de las escuelas.

Blanco

Representa al Verbo Encarnado, que es imagen del Padre, quien nos purifica y reviste de sí mismo. Este color expresa la rectitud de corazón y la pureza de intención con que debemos vivir.

Rojo

Significa la pasión redentora de Jesús, que asume el sufrimiento como expresión infinita de su amor a todas las personas; son sus pasos ensangrentados que nos invita a seguir; es también el fuego de la presencia del Espíritu Santo.

Azul

Somos honradas con la inhabitación del Padre celestial y del Verbo humanado, al que recibimos con gratitud; nos recuerda que Él nos salva y nos santifica en la tierra para después glorificarnos en el cielo, en compañía de la Virgen; nos invita a mantener la mirada puesta en lo alto” (Cfr. Jeanne Chézard de Matel (1997). Diario Espiritual, Vol. 4., México, p. 459.) 

Lema

Lo sintetizamos con las palabras en latín: «SEMPER FIDELIS». El lema expresa la fidelidad que Dios Padre nos muestra en su Hijo Jesucristo como el don que ha sido comunicado en la historia para redimir al ser humano.

La fidelidad del Verbo Encarnado al hombre y a la mujer, comunicándoles su Espíritu, haciéndolos participes de su misión evangelizadora, y sosteniéndolos con su gracia.

Nuestra fidelidad para ser «como una prolongación de la Encarnación del Verbo», entre nuestros hermanos y hermanas.

Himno

La letra original del Himno al Verbo Encarnado, fue compuesta por la Madre María Guadalupe Beltrán (1870-1965) parodiando la música del Himno del Colegio Pío Latino, en Roma. Ha creado una arraigada tradición por varias décadas en todas las obras  de la Congregación, y es interpretado aún en los diferentes Generalatos de la Orden, en México.